widgeo.net

   
 
  Historia del club
 
Historia Del Clúb Atlético Nueva Chicago







Todo comenzó detrás de los mataderos donde se encontraba un descampado que NUEVA CHICAGO utilizaba para dar comienzos a su deporte de origen. Este campo era llamado "Campo de Naon".

En este legendario campo nació NUEVA CHICAGO, que durante once años luchó, en todo sentido para meterse en el corazón de la gente de su barrio, y que hoy es su máxima gloria.

En esos tiempos lo que los caracterizó fue que pudo empezar a crecer, fueron los enormes sacrificios de todos los que estaban ligados a la institución que por sus medios solventaron recursos propios con gran colaboración de comerciantes, industriales y vecinos de la zona, que luego formaron su primera hinchada.

El día 1º de Julio de 1911, un grupo de jóvenes se reunió en las calles Tellier y Francisco Bilbao, en un puente de madera por debajo del cual pasaba el arroyo Cildañez, para debatir y resolver construir un club que denominaron ¨Los Unidos de Nueva Chicago¨ debido a la tradicional Avenida Nueva Chicago.

Esos jóvenes luego fueron los verdaderos fundadores del club, ellos fueron:

BENJAMIN A. PICAZZA, CARLOS RODRÍGUEZ, FELIPE MAGLIO, JOSÉ VARELA, C. CAMBIASSO, ANTONIO CARINI Y GASTÓN LESPY.

De todos estos el verdadero postulador de NUEVA CHICAGO fue José Varela, que debido a su gran labor como presidente de nuestra institución, a su gran carisma y a su honestidad se supo ganar la admiración y el respeto de todos. Aparte de ser el encargado de la institución era jugador y capitán del primer equipo de Nueva Chicago. Esto lo llevo a ser la pieza fundamental para los comienzos del club.



EL ORIGEN DE NUESTROS COLORES

Como ya sabemos, el punto de reunión era el de Tellier y F. Bilbao, y un día, deliberando sobre los colores que iba a llevar el club pasó casualmente por esa esquina una chata cargada de fardos de pasto destinado a los mataderos, pintada en sus costados de verde con ayas negras. Así fue que al verla, José Varela dijo "ahí tenemos nuestros colores". Instantáneamente se dirigieron a la tienda Perretti, encargando las camisetas a rayas verticales verdes y negras. Así fue como se eligieron los colores de la camiseta mas linda del mundo.



LOS PRIMEROS CAMPOS DE JUEGO

Los jóvenes fundadores actuaron de inmediato para buscar el primer terreno en el cual instalar la primera cancha. Se consiguió uno en Tellier y Tandil, donde hasta hace unos años se encontraba el garage Nueva Chicago. Inmediatamente todos pusieron manos a la obra para construir lo que seria el primer campo de juego, y le solicitaron al señor Francisco Mohr las maderas para los arcos, debido a este acto gentil, Mohr fue designado presidente honorario del club, y poco tiempo después cedió el terreno de Tellier y F. Bilbao, el mismo lugar donde tuvo origen la entidad.



1912

En ese año nueva Chiago salió campeón de una liga independiente llamada "El Clarín", en la que tuvo una actuación destacadísima adjudicándose el título, por lo que obtuvo su primer trofeo. En éste equipo había muchos jóvenes que luego serían figuras.




1913 y 1914

En esos años Nueva Chicago obtuvo su ingreso a la liga oficial, debido al titulo anterior. El club se inscribió en la Asociación Argentina con el nombre de "LOS UNIDOS DE NUEVA CHICAGO", participando en el Torneo de Segunda División de 1913, siendo este su primer campeonato oficial. El club fue progresando y se dotó de algunas comodidades, las más imprescindibles, ya que en ese momento sólo contaba con 120 asociados.



1915

En ese año todavía actuaba en Segunda División, clasificándose para jugar el partido final, contra el equipo del club "El Nacional". El partido no pudo terminarse porque los jugadores de ambos equipos terminaron a las patadas debido a la magnitud del encuentro. Tras este incidente, ambos equipos fueron excluidos de la liga, y nuestro club vio perjudicado su crecimiento.



1916

En ese año el club estuvo suspendido debido al antecedente anterior.



1917

El club vuelve a actuar en la liga, pero tuvo que hacerlo con un equipo de segunda división.



1918

En ese torneo el equipo tuvo una actuación extraordinaria, pues se clasificó para jugar el encuentro final contra el club de La Plata. El encuentro se jugó en la antigua cancha del Club Atlético River Plate, nuestro equipo iba ganando 1 a 0 y en el momento que el juez convalidó un penal, la cancha fue invadida, motivo por el cual el Club de La Plata retiró a sus jugadores del campo. Luego, la asociación decidió seguir jugando el partido, del que restaban 17 minutos. Estos minutos se disputaron a puertas cerradas en la cancha del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires, pero los hinchas de nuestro querido club no pudieron resistirse a no ver al Verde y se las ingeniaron para presenciar el cotejo. El partido termino con el mismo resultado.



1919

El equipo estaba integrado por muy buenos valores, de los cuales muchos se convertirían en figuras con el correr de las temporadas y se identificarían con Nueva Chicago. En este año Chicago logró el ascenso a primera categoria.



1920

El 21 de marzo de 1920, Nueva Chicago debuta en la categoría superior del fútbol argentino, en la que ya participaban equipos como Boca Juniors, Huracán, Lanús, Del Plata, Banfield y Eureka. Ese año a Chicago le costó muchísimo afianzarse a la primera categoría. Una seguidilla de partidos perdidos trajo como consecuencia una muy pobre campaña (octavo en la tabla de posiciones siendo diez el total de los equipos). Chicago terminó con 21 puntos, siendo Boca el primero con 43 puntos.



1921-1922-1923-1924

Lo que logró Nueva Chicago estos cuatro años fue afianzarse en la primera categoria terminando quinto las cuatro temporadas, y con el mismo equipo, cosa que ningún otro club logró.




1925 -1926

Chicago y Huracán jugaron la final del Campeonato de Primera División de la Asociación Argentina de Football de 1925. Este accidentado (y recordado por siempre) encuentro se disputó el de agosto de 1926 en el estadio de Sportivo Barracas, y una serie de anormalidades hicieron que este partido quedara en la historia de los dos clubes. Al haber empatado en el primer puesto en la tabla de posiciones, el Consejo Directivo de la “Asociación Argentina de Football” decidió que los dos equipos tenían que disputar el título en una final. Todo estaba dado para que sea una gran jornada de buen fútbol y una fiesta “histórica” para ambas instituciones, pero…

Primer tiempo:

Apenas iniciado el juego, Huracán salio al ataque dando la impresión de que no tardaría en convertir, y a pesar de sus constantes avances, fue Chicago el que abrió el marcador. Semino cortó un ataque Quemero, y le pasó la pelota a Minilla, que viendo a una defensa de Huracán muy adelantada, cruzó el balón a Varela. Nuestro “centre-forward” la pasó a Maure, cuyo remate bajo y cruzado, llegó al fondo de la red rozando el poste. Al encontrarse en desventaja, el equipo de Parque Patricios presionó mas al Verde, y debido a la desesperación por empatar del Globo y a la tenaz defensa de la ventaja de Chicago, el partido se tornó rústico y con muchas infracciones. Huracán siguió atacando, pero el gran trabajo de la defensa “verdinegra” impidió el empate.

Segundo tiempo: En el comienzo de esta etapa siguieron las piernas fuertes y los foules.

Se interrumpe el juego: Se habían jugado 13 minutos del 2º tiempo cuando Varela convirtió tras un pase de Minilla, pero el árbitro anuló el tanto que hubiera dejado a Chicago 2-0 arriba en el marcador. Luego de la anulación del gol, desde la tribuna popular llovieron proyectiles hacia el juez de línea que levantó el banderín, y éste se dirigió hacia el referee para hacerle observar el hecho. En ese momento se produce una gresca entre jugadores de Huracán y el lineman. Luego, debido a que el juego seguía interrumpido y el árbitro no tomaba ninguna decisión, se creó un clima tenso dentro y fuera del campo que derivó en la invasión del mismo por parte del público, aunque la policía logró que no pase a mayores. Reestablecida la calma, el comisario de la Seccional 32ª ordenó llevar detenidos a varios jugadores, al línea y a un aficionado, todos involucrados en la gresca, pero las autoridades de ambos clubes lograron que sigan el cotejo y fueran detenidos una vez finalizado el partido.

El juego se interrumpe por segunda vez: Luego de una interrupción de 27 minutos, volvieron los equipos a continuar el partido, pero ante la observación del capitán de Chicago de que jugarían el partido bajo protesta, el árbitro dio por suspendido el match y se dirigió al vestuario. Nuevamente, gestiones de los directivos de ambas instituciones lograron que se reanude el encuentro, pero el capitán de Chicago dejó en claro igualmente que jugaban bajo protesta. Por segunda vez regresan todos al campo y el juego continuó. A los 22 minutos Huracán llegó al empate, era el 1 a 1 parcial.

Nueva suspensión: Inmediatamente después del empate del conjunto de la Quema, Chicago atacó por intermedio de Maure, pero el arquero detuvo su remate. Varela lo choca al arrojarse en forma brusca, y recibe un puñetazo de un defensor. Como el referee no expulsó al jugador del Globo por la agresión, Varela protestó vehementemente y terminó siendo él quien se fue expulsado. A raíz de esta expulsión el resto del equipo de Chicago quiso retirarse de la cancha, pero finalmente decidió seguir el encuentro con diez hombres.Una vez más se reanudó el juego, y faltando 7 minutos para cumplirse los 90 de tiempo reglamentario, el árbitro lo dio por finalizado.

Tiempo suplementario: Terminado el “match”, el referee decidió no continuar el partido porque “el ambiente está muy caldeado y es peligroso”. Los jugadores de Chicago fueron los primeros en enterarse de que el partido había sido suspendido, y se cambiaron para retirarse del estadio, mientras que los dirigentes de Huracán y la Asociación lograron convencer al referee de que continúe el cotejo. Así fue que el árbitro salió al campo para que se dispute el tiempo suplementario, pero sólo Huracán estaba presente en el mismo. Luego de cumplirse los 15 minutos reglamentarios de espera sin que los jugadores del Verde (quienes ya se encontraban fuera del estadio) se presentaran para seguir el partido, el match se le dio ganado a Huracán, clasificándose entonces como campeón del Campeonato de 1925. La Comisión Directiva de Chicago les otorgó a todos los jugadores una medalla de oro con la leyenda “A los campeones morales de 1925”.



1927



En ese torneo Chicago ocupó el cuarto puesto de la sección B de la Asociación Amateur Argentina.



1928

Al finalizar la temporada Chicago ocupó el séptimo puesto en la sección B.



1929

Ese año Chicago hizo una campaña muy pobre terminando en el onceavo puesto, pero lo que se destacó este año fue el título obtenido por la reserva logrando el ascenso.



1930

El campeonato de la División Intermedia de 1930 finalizó con Nueva Chicago, All Boys y Temperley igualados en la primera posición. El Consejo Superior dispuso que los tres equipos disputen un triangular para determinar al campeón, que ascendería a Primera División. La final la jugaron Chicago y All Boys, empatando 1-1 el primer partido, y disputando la revancha el 28 de diciembre en el estadio River plate (ubicado en aquel entonces en Av. Alvear y Tagle) ante más de 15.000 personas, de las cuales más de 10.000 eran de Nueva Chicago.

Chicago formó con: Constantino. García; Juan. Locatti, José. Voltura; Carlos. Cavagna, Domingo Conci; Vicente Capano; Juan Villagra; Juan. L. González; Armando. Asissa, Enrique. Galeano y José M. Mercado.

El partido comenzó con todo para el Verde. Luego de un avance malogrado de All Boys los centrales de Chicago recuperaron el balón para salir jugando desde el área y llegar al arco “albo” defendido por Patrignani. Tras un foul, vino el remate que el arquero rechazó con poca fuerza y fue Galeano quien marcó el primer “goal” del encuentro. Algunos jugadores de All Boys, aduciendo una mano de Galeano, protestaron al juez por convalidar el gol, pero el tanto había sido totalmente legítimo. Sin embargo, a los 8 minutos el conjunto de Floresta logró el empate tras un corner rechazado por el arquero García, cuando Onzari de volea desde fuera del área puso el 1 a 1. El partido se tornó trabado y jugado con mucho entusiasmo por parte de ambos equipos. Con el correr de los minutos se fue acentuando el dominio de All Boys, pero la mala puntería de sus “forwards” impidió que esta superioridad se trasladara al marcador.

El Verde reaccionó, y a los 29, tras un ataque, el árbitro cobró penal para Chicago. Locatti ejecuto la pena máxima y como el arquero se adelantó de la línea del arco, el referee hizo sonar el silbato justo en el momento que el “goal” se producía. Era evidentemente un error, ya que quien cometió la falta era el arquero, y la anulación del tanto lo beneficiaba. El penal se pateó nuevamente, y el juez obstinado en esa interpretación del reglamento, volvió a anular el tanto que Locatti había convertido de la misma forma por segunda vez. Completamente indignado, (al igual que todo Chicago) Locatti ejecutó el “penalti” por tercera vez y por fin el juez convalidó el “goal”. De ahí en más, y hasta el final de la primera etapa, el juego fue muy tenso dentro y fuera del campo. En el segundo tiempo All Boys comenzó dominando las acciones del partido, pero sin inquietar al arquero Garcia, mientras que Chicago trataban de recuperar la pelota recurriendo a foules y mucha pierna fuerte. Así fue toda la segunda etapa, hasta que la los 42 minutos Galeano, luego de recibir un pase de Asissa, puso el 3-1 definitivo que decretaba el ascenso de Chicago a Primera División.

Al finalizar el encuentro, Nueva Chicago dio la vuelta olímpica y luego fue homenajeado. Así consiguió el Verde aquel 28 de diciembre de 1930 el ascenso a la primera categoría del fútbol argentino.



1931

Este año Chicago disputó el campeonato de primera división terminando en la sexta posición.



1932

Chicago realizó una campaña un poco pobre, terminando en el puesto 15 de la tabla de posiciones. Pero a pesar de esto Chicago seguía creciendo institucionalmente.


1933

COPA DE COMPETENCIA JOCKEY CLUB


La Copa de Competencia que se disputaba desde el año 1900 llevaba carácter de título internacional, ya que la disputaban también equipos uruguayos. Pero para el año 1907 la liga dispuso que la gran final se jugara entre los campeones argentinos y Uruguayos. Es decir, como en la Copa de Honor, el campeón se la Copa Competencia tenía derecho a participar en la final internacional.

La Copa de Competencia era el segundo torneo vernáculo de importancia de aquel entonces (detrás de la liga) y tuvo como primer campeón a Alumni. El equipo de los Brown ganó las 3 primeras ediciones, de las cuales también participaban los equipos rosarinos.

Esta Copa se disputó hasta 1933 y las dos últimas ediciones (1931 y 1933) la jugaron los equipos de la liga amateur, creándose una nueva copa (Copa de Competencia de la Liga) para los equipos profesionales. En el año 1919 la jugaron 43 equipos. El único club que no participaba de la Liga de Buenos Aires en obtener el título fue Roasrio Central. El último equipo amateur en ganarla fue Nueva Chicago. No se jugó en 1920; 1921 a 1924; 1926 a 1930 y 1932.

Campeones de la Copa de Competencia Jockey Club


Alumni: 3 (1907; 1908; 1909)
San Isidro: 3 (1911; 1912; 1913)
Porteño: 2 (1915; 1918)
Boca Juniors: 2 (1919; 1925)
Atlético Estudiantes: 1 (1910)
River Plate: 1 (1914)
Rosario Central: 1 (1916)
Independiente: 1(1917)
Sportivo Barracas: 1 (1921)
Sportivo Balcarce: 1 (1931)
Nueva Chicago: 1 (1933)


Chicago Campeón 1933

1941


1942


1945


1951

1952


1958


1961

1962


1963


1964


1966

1967


1968


1969


1970


1971


1972


1978


1980


1981

1982


1983


1987

1989


1990

1992


1993


1994


1995

1996


1997


1999


2000
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=